A orillas del Lago Victoria

Publicado: mayo 4, 2011 en Uncategorized

La vuelta de España fue dura.Fue duro acostumbrarse de nuevo a la vida de aquí pero ya estamos de nuevo hechos unos auténticos kenianos.

Aprovechando el día de fiesta del lunes nos desplazamos hasta la ciudad de Kisumu (Kenia) a orillas del Lago Victoria para hacer una excursión por Kakamega Forest y el lago.

Tras constantes llamadas a diferentes compañías de autobuses para reservar el billete de autobus (no tienen gestión de reservas por internet) decidimos viajar con la primera que nos respondió al teléfono, y la peor de todas, con la que nos arriesgábamos a sufrir retrasos o cualquier otra historia, Akamba bus.

Y acertamos! El autobús salió con mas de una hora de retraso. Decidimos ir a la sala de espera, pensando que allí nos avisarían sobre cuando llegaría el bus, pero no fue así, una de las veces que decidimos ir a ver si había llegado, ¡ya se había ido!. Tras una bronca, decidieron llamar al conductor del bus para que se diera media vuelta y viniera a recogernos. Cuando nos recogió, a los 10 kilómetros sufrió una avería y nos tocó esperar a que llegara otro bus para recogernos. Cuatro horas mas tarde, emprendíamos el viaje hacia Kisumu, con un total de casi diez horas entre viaje y espera.

El viaje fue de lo más incómodo porque íbamos en la parte de atrás del bus, pero el paisaje se hacía cada vez más agradable, sobre todo con las enormes plantaciones de té de Kericho.

En Kisumu nos recogió un familiar de uno de nuestros taxistas, y nos llevó hasta el hotel (Nyanza Club con vistas al Lago Victoria). Decidimos dejarnos en sus manos para la excursión del día siguiente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A 70 kilómetros al norte de Kisumu se encuentra Kakamega Forest, un bosque tropical donde los arboles crean el ambiente propicio para pájaros, insectos, mariposas y vida salvaje (primates, serpientes, erizos, etc.).  Lo suficientemente frondoso como para que apenas entre la luz y puedas disfrutar de los aromas de la madera, flores y musgo. Es en esta época cuando las flores están en su mayor esplendor. El bosque posee hasta 7 kilómetros de ruta para andar guiados por guardas de seguridad y son diferentes rutas las que se pueden hacer.

La lluvia llegaría seguro aquél día (según nos dijo el guarda) y llegó, pero la frondosidad del bosque es tal que apenas se nota. El paseo fue muy agradable, rodeados de monos y una vegetación especialmente bella, cruzando puentes hechos de ramas cubiertas de musgo por la gran humedad de la zona. Desde la parte mas alta se puede obtener una vista panorámica del bosque, y mas abajo, cerca de un poblado,  puedes ver unas pequeñas cataratas.

La vuelta a Kisumu estuvo pasada por agua, con una niebla horrible que limitaba terriblemente la visibilidad.

Al día siguiente reservamos dos plazas de autobús con otra compañía mas fiable, Easycoach, con buenos precios y confortable.

El lunes fuimos a ver el Museo de la ciudad, que a parte de muchos animales disecados, cocodrilos y tortugas vivos no tenía mucho mas. Después fuimos a hacer una visita al Lago Victoria.

Un lago increíblemente inmenso y según dicen, peligroso. Peligroso por la malaria, pero apenas vimos ningun mosquito y nos quedamos más tranquilos cuando la gente local nos dijo que no había ningún problema con eso.

Dimos un paseo en barca, una vuelta por los alrededores y Peter nos llevó hasta la estación de autobuses.

El camino de vuelta fue mas agradable aunque las mas de seis horas de camino te dejan sin ganas de volver a viajar en bus en largas distancias.

Anuncios
comentarios
  1. Daniel dice:

    Hola!
    Soy Daniel y estoy viviendo con otros dos compañeros en Nairobi por dos meses. Encontramos tu blog leyendo sobre Kenia en google, me parece muy bueno. Solo queria ponerme en contacto contigo porque llevamos como 6 días por aquí y nos gustaría conocer a más gente española. Si quieres también te dejo mi móvil 0788381338.
    Un abrazo y por favor escribeme cualquier cosa.

  2. davidovik dice:

    joder, me parto con el lio que es v iajar en matatu o en bus alli, cuantos imprevistos, la aventura es grande pero tiene que ser un coñazo

  3. kristina dice:

    Bueno, ya quedan solo dos meses para nuestro viaje, esperemos no tener tan mala suerte con los autobuses pero sino sera una experiencia mas.Las fotos como siempre impresionantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s